"….En tu seno, campo amigo,

He pasado tantos días

De inocentes alegrías,

Bajo el calor de tu abrigo,

Muchas y serenas horas

escuchando las sonoras

canciones de ese gran pino,

ese gigante vecino

que vive ocasos y auroras,

tan unido a mi destino…"

Desde su cueva de la Foia Falsa, a los pies Mirabuenos rodeado de Pinares y carrascos, Enrique Amat disfrutó del silencio y de prolongadas horas de lectura a la sombra del pino.

Frente a él se asomaban los campos cultivados de almendros y Una casa de labranza, que servía de hogar para los medieros que cultivaban las tierras de su familia.

La belleza y serenidad del entorno y el aroma que desprendía la flora mediterránea que le rodeaba ayudó a que Enrique Amat desarrollara su vena poética. Hombre culto y bueno ha dejado un legado que teníamos claro debíamos preservar y cuidar.

La casa rural y restaurante El más del poeta, situado en la casa de labranza que tanto disfrutó Enrique y su familia, tenía que mantener la esencia poética del lugar. El nombre del alojamiento rural es el primer paso que hemos dado para homenajear al poeta y a la poesía.

El paraje de la Foia Falsa en Petrer, es un espacio natural que debe saborearse sabiendo que fue lugar de inspiración para un artista.

No encontrarás solo un espacio para el descanso o para degustar las delicias de la comida alicantina, encontrarás principalmente pura Poesía. Los muros de la casa rural, la flora y la fauna del paraje te transportan al encanto y lirismo del arte de escribir versos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *